La tecnología educativa (también conocida como “EdTech”) se refiere a un área de la tecnología dedicada al desarrollo y aplicación de herramientas (incluidas software, hardware y procesos) enfocada a promover y mejorar la educación.

Dicho de otra forma, la tecnología educativa es el estudio y práctica ética de facilitar el aprendizaje y mejorar el desempeño al crear, usar y administrar procesos y recursos tecnológicos.

A pesar de que este campo en desarrollo puede sonar como un nicho especializado, su potencial e implicaciones pueden llegar muy lejos y afectar a un gran segmento de la población. En los siguientes párrafos te explicaremos cómo sacar el mejor provecho a los beneficios de la tecnología educativa.

Tecnología educativa para educadores e instituciones educativas

Caleb Clarke, educador y experto en tecnología educativa, resume la importancia como “Los geeks, no pueden enseñar, y los maestros no pueden geekear.” ¿Qué es lo que quería decir con esto?

Las grandes mentes de la tecnología encomendadas a crear los procesos enfocados en datos y aplicaciones que facilitan el aprendizaje pueden entender el  problema-solución-implementación; pero no pueden reemplazar a los educadores cuando se trata de diseminar conocimiento.

De la misma forma, los mejores educadores no están equipados o inclinados a usar la tecnología a su disposición para aplicarla en su disciplina. Te dirán que su trabajo del día a día ya es muy complicado como para pedirles que además se vuelvan expertos en tecnología.

Servicios como Alma y Engrade proveen una solución todo en uno para maestros y escuelas, demostrando lo lejos que puede llegar la tecnología educativa.

Si se desarrolla e implementa adecuadamente, la tecnología educativa tiene el potencial de ser algo que realmente cambie la industria para los educadores facilitando los procesos que más tiempo consumen (planear programas, calificar, crear reportes, etc.) y simplificar la comunicación; con implicaciones todavía más grandes para las instituciones educativas.

La Revista EdTech cita la capacidad de esta tecnología para proveer a las instituciones de “un entendimiento sumamente claro desde cualquier punto de referencia –progreso del estudiante, desempeño del presupuesto, status del alumnado– la lista de posibilidades y hallazgos son ilimitadas”

Por esta razón, el futuro de la educación depende en un diálogo recurrente entre los educadores, las instituciones educativas y los tecnólogos.

Tecnología educativa para diseñadores y tecnólogos

Para los tecnólogos profesionales esto significa que tienen que desarrollarse de forma continua en esta área que es capaz de escalar conforme los dispositivos y la tecnología multiplica los canales de entrega de información.

Esto no es poca cosa, ya que todos estos elementos se desarrollan al mismo tiempo o más rápido de lo que se pueden entender y aplicar en el campo de educación.

No es sorpresa que la velocidad de desarrollo de la tecnología educativa está dejando brechas sin atender. La encuesta de la Asociación de Software e Información reveló “un gran deseo para una mayor integración de tecnología –y más apoyo– en todos los niveles educativos”.

La encuesta, que incluye a 1,000 educadores, fue lanzada en Jjunio durante la Expo de la Sociedad Internacional de Tecnología Educativa e indicó que “el nivel de integración ideal de la tecnología es más alto que los niveles actuales”. La revista Tecnología Educativa resaltó varios hallazgos del reporte, incluyendo:

  • La mayoría de las personas que respondieron no se sienten “altamente preparadas” para evaluaciones en línea: 42% dicen que tienen un ancho de banda adecuado y 36% dicen que tienen suficientes dispositivos para los alumnos.
  • Tres cuartos de las personas que respondieron dicen que la integración tecnológica es muy importante, pero los niveles actuales de integración no se alinean con las necesidades: solo el 22% declaran que sus escuelas están altamente integradas.

Estos hallazgos indican una necesidad de desarrollo tecnológico y profesional en cada nivel de la tecnología educativa y la presencia de oportunidades de carrera profesional únicas.

Tecnología educativa para personas buscando cambiar de carrera

Un empleo que sea al mismo tiempo muy rentable y permita cumplir un propósito de vida, es complejo. Estos dos elementos no siempre van de la mano (solo tienes que preguntarle a una maestra).

Sin embargo, el incremento en capital de riesgo en la tecnología educativa promete brindar precisamente esto.

Forbes recalca que, “Mientras los maestros en EE.UU. generalmente se topan con un sueldo de US$80,000 al año (si tienen maestría o doctorado), los emprendedores en educación han demostrado poder ganar mucho dinero haciendo el bien”.

Ya sea que estés pensando en cambiar de carrera o buscando acelerar la actual, la promesa de emprender en tecnología educativa tiene una promesa bastante atractiva. Es un área donde puedes desarrollar tus habilidades en tecnología y asegurarte por tener un gran impacto social.

Para todos los demás

Con el riesgo de sobre-evangelizar la importancia de la tecnología educativa, podemos decir que el correcto desarrollo de estas herramientas puede tener un impacto social futuro en todos los aspectos de la sociedad.

Las soluciones efectivas y accesibles para educación superior pueden empoderar a alumnos y maestros para enfocarse en aprender. Pueden hacer más con los recursos que tienen, mejorar la calidad educativa disponible para jóvenes alrededor del mundo y equiparlos mejor para el futuro.

Estos son nuestros arquitectos, ingenieros y doctores, los líderes sociales y políticos que están por venir. Asegurarnos que tienen los mejores recursos disponibles asegura un mejor futuro para todos, y para el planeta. La siguiente generación se enfrenta a un sin número de retos nuestro trabajo es asegurarnos que no tengan un desabasto de apoyo para superarlos.

Texto de Helena Lazaro

Conoce el Master of Business & Technology de Collective Academy: un programa de 13 meses con contenidos de las mejores universidades del mundo para acelerar tu carrera con las herramientas, comunidad y experiencias necesarias para llegar al siguiente nivel.