Laurence Endersen habla de lifelong learning en su libro: Pebbles of Perception: How a Few Good Choices Make All The Difference. Creo que merece estar en el estante de todos los buscadores de conocimiento del mundo.

“Podemos aprender sabiduría a través de tres métodos: Primer, por reflexión, que es la más noble; Segunda, por imitación, la más fácil; y tercero por experiencia, que es la más amarga.”

— Confucius

“Cuando somos capitanes de nuestro propio barco, la vida puede ser un maravilloso viaje continuo de descubrimiento. Sin embargo, con frecuencia encasillamos nuestro aprendizaje y descubrimiento en bloques discretos que nos limitan. Están los años de la infancia, llenos de exploración y de conocer el mundo que nos rodea a nivel sensorial. Siguen los primeros años escolares, durante los cuales se nos presentan la lectura y la escritura. Los años de educación secundaria traen una variedad de materias básicas y algunas personas terminarán la parte formal de su educación con el aprendizaje a nivel universitario.”

Luego agregamos algo de experiencia laboral y alcanzamos un cierto nivel de competencia. Desde esta posición nos deslizamos bastante bien. Es como conducir. ¿Cuántos de nosotros estamos mejorando en la conducción? Todas esas horas detrás del volante no son una práctica deliberada. Si consideras que el producto del trabajador del conocimiento moderno son las decisiones, esta conducción sin mejorar debería preocuparte.

El Lifelong learning

Los incentivos para seguir un camino de lifelong learning no son muy evidentes.

“Al evaluar nuestra competencia en cualquier disciplina particular, podemos ubicar nuestro nivel de habilidad en algún lugar a lo largo de un continuo que va desde la ignorancia a la competencia conversacional, a la competencia operativa  y, finalmente, al dominio. Para la mayoría de nosotros, si alcanzamos la competencia operativa en nuestra área de carrera principal, estamos lo suficientemente felices. Podemos sobrevivir y no tenemos que gastar demasiada energía aprendiendo continuamente. Nos convertimos en lo que yo llamo estudiantes de línea plana. Para el aprendiz de línea plana, la curva de aprendizaje podría ser algo como esto:

lifelong learning

Y, sin embargo, Endersen sostiene que si seguimos un camino de lifelong learning, nuestro camino se asemeja más a esto:

lifelong learning

Incluso podría argumentar que el aprendizaje permanente lo coloca en un camino no lineal, pero lo dejaré para que lo pienses.

La pregunta de por qué no todo el mundo quiere convertirse en un aprendiz de por vida se mantiene.

“Puede reducirse a elecciones y prioridades. Es fácil ser atraído hacia el entretenimiento pasivo, que requiere menos de nosotros, en vez de una comprensión más enérgica y activa. La inconveniencia podría ser una excusa: “No tengo tiempo para el aprendizaje continuo porque estoy muy ocupado con la vida real”. Pero ese pretexto no resiste un examen detenido, ya que las experiencias (junto con la reflexión) pueden ser las fuentes más ricas de investigación y descubrimiento.

¿Por qué no tomar una decisión consciente de aprender algo nuevo cada día? No importa cuán pequeño sea el aprendizaje diario, es significativo cuando se agrega a lo largo de una vida. Decidir temprano en la vida tener una mentalidad de lifelong learning desde temprano en la vida no solo es más interesante que la alternativa pasiva, sino que también es notablemente poderoso. Elegir el aprendizaje a lo largo de toda la vida es una de las pocas opciones buenas que pueden marcar una gran diferencia en nuestras vidas, lo que nos brinda una enorme ventaja cuando se practica durante un largo período de tiempo.”


Reflexión

El hombre ignorante no puede aprender de su propio error y el tonto no puede aprender de los errores de otros. Estas son las formas principales en que aprendemos: a través de nuestras propias experiencias y a través de las experiencias de otros.

“Si bien ambas vías tienen su lugar, no hay sustituto para el aprendizaje directo a través de la experiencia, que mejoramos a través de la reflexión. El proceso de reflexión profunda hace que nuestras experiencias sean más concretas y ayuda a recordar y comprender en el futuro. Reflexionando sobre lo que aprendimos, cómo nos sentimos, cómo nos comportamos y cómo se comportaron los demás, y qué intereses estaban en juego, instala el aprendizaje en nuestro cerebro y nos brinda una profundidad de contexto y relevancia que, de lo contrario, estaría ausente.”

Incluso si fuera deseable, que no lo es, simplemente no hay tiempo suficiente para aprender todo lo que necesitamos saber a través de la experiencia directa.


Leyendo

“Leer”, escribe Endersen, “es la base del aprendizaje indirecto”. Aprender a leer y encontrar tiempo para leer son dos de los cambios más fáciles y mejores que puedes hacer si deseas continuar con el aprendizaje de por vida.

“Muchos leen para entretenerse. Algunos buscan información. Muy pocos leen para entender. El libro de Adler (How To Read a Book) se ocupa de leer para comprender. Ser ampliamente leído no es lo mismo que ser bien leído. Cuanto más esfuerzo y habilidad pongamos en la lectura, mayor será nuestra comprensión.


La técnica Feynman para
lifelong learning

En cuanto a las pruebas de si realmente entendemos algo después de haberlo leído, existe una técnica poderosa y elegante llamada Técnica de Feynman.

Paso 1. Elige el tema o concepto que estás tratando de entender. Toma una hoja de papel en blanco y escribe el nombre del tema en la parte superior.

Paso 2. Supongamos que estás enseñando el tema a otra persona. Escribe una explicación clara del tema, como si estuvieras tratando de enseñarlo. Una gran manera de aprender es enseñar. Identifica lagunas en tu conocimiento rápidamente al tratar de explicar algo a otra persona en términos simples.

Paso 3. Si te quedas atascado, vuelve a las fuentes originales. Sigue regresando a ellas hasta que puedas explicar el concepto en su forma más básica.

Paso 4. Retrocede y simplifica tu lenguaje. El objetivo es utilizar tus propias palabras, no las palabras de las fuentes. El lenguaje demasiado elaborado es a menudo una señal segura de que no entiendes completamente el concepto. Usa un lenguaje simple y construye sobre eso con una analogía clara. Un ejemplo que me viene a la mente es la explicación de Warren Buffet del interés compuesto (es decir, el interés ganado sobre intereses), cuando lo comparó con una bola de nieve que acumula nieve a medida que rueda cuesta abajo.”


El lifelong learning es un mejor camino que el aprendizaje de línea plana.

“Saborea las experiencias como oportunidades para aprender. Reflexiona sobre tus experiencias. Aprende a leer para entender.  Prueba si realmente entiendes algo al demostrar que puedes enseñarlo en términos simples con una analogía clara.”

¿La mejor forma de hacer eso? Sigue los consejos de Einstein.



Conoce el Master of Business & Technology de Collective Academy: un programa de 13 meses con contenidos de las mejores universidades del mundo para acelerar tu carrera con las herramientas, comunidad y experiencias necesarias para llegar al siguiente nivel.