Empoderamiento, delegación y la pérdida del gerente

Todos los empresarios saben que la clave está en delegar a sus ejecutivos de primer nivel. Igual se espera que los directivos de primer nivel hagan lo mismo con sus equipos de trabajo. Esto llevó a que la palabra clave durante años en el management moderno sea delegar.

Esto ya no funciona.

La delegación por sí sola no faculta al empleado. Lo que se requiere es que los colaboradores cuenten con las herramientas necesarias, la capacidad adecuada y el interés por hacer que las cosas sucedan.

Confianza: la clave del éxito en la toma de decisiones

Muchas de las decisiones que enfrenta cualquier ejecutivo tienen un nivel de riesgo alto, poca información y altas expectativas. ¿Cómo las toman entonces?

Visualicemos a un ejecutivo que aún está construyendo su trayectoria profesional, y tiene que decidir sobre una inversión que le tomará 40% del presupuesto anual de su área. Como todas las decisiones que enfrenta cualquier ejecutivo, el nivel de riesgo es alto, la información es poca y las expectativas son altas. La tensión que genera en el ejecutivo esta decisión no sólo tiene una base profesional sino también una base emocional que va desde la motivación por el logro hasta el miedo al fracaso.

Es responsabilidad del empresario asegurar el trabajo en equipo

En cuanto al trabajo en equipo dentro de la organización, la responsabilidad del empresario es identificar el liderazgo necesario a todos los niveles.

Es claro que en la actualidad el principio de trabajo en equipo tiene como fundamento la labor de sus miembros. Como empresarios, es importante delegar a nuestros ejecutivos de primer nivel la responsabilidad de construir un equipo que colabore, que participe y que opere, logrando los resultados con un esprit d’équipe que cimiente una organización sólida y dinámica.

El trabajo en equipo es,

La colaboración como modelo de negocio

Cuatro ejes del modelo colaborativo para que todo tu equipo gane.

Mucho se ha escrito sobre los modelos de negocio de ganar-ganar, y se presume que ya es una tendencia general en las prácticas de negociación en las que ambas partes tienen la expectativa de obtener un beneficio. Incluso, los principios académicos en las escuelas de negocio dan por descartado el antiguo paradigma del “Juego Suma Cero” (en el que la ganancia de uno es la pérdida del otro). Sin embargo, la base de negociación de ganar-ganar ya no es suficiente para las empresas.

El Acto de Dirigir

Cómo ser un director exitoso

Mucho se ha escrito sobre el director de empresa, pero dentro del universo de ideas que se han externado sobre el tema, debemos rescatar algunas que son críticas:

La dirección es una función, no un puesto.

Tiene que ver con conducir a un grupo de personas a un objetivo determinado. El objetivo debe coincidir en tres niveles: en el de la organización, en el del líder de la organización y en el de los individuos que la conforman.

Dirigir implica diagnosticar,