¿Recuerdas esa época en la que elegías un trabajo dentro de una empresa y te especializabas durante décadas? Yo tampoco…

Aunque así es como mis tíos hablan al respecto. Para ellos, dar y recibir consejos sobre la carrera profesional era distinto. No diré que era más sencillo, porque creo que es mas fácil para nuestra generación. Pero, definitivamente, las variables a tomar en cuenta eran menos, muchas menos.

cuáLos que nacimos a partir de la década de los 80s tenemos un panorama laboral más complejo que el de nuestros padres. Pero también tenemos muchas más fuentes de información para tomar mejores decisiones mas rápido. Además, el ambiente laboral nos permite tomar más decisiones y cambiar de dirección profesional sin tantos riesgos.

Siempre y cuando no detengamos nuestro desarrollo profesional y obtengamos resultados, podremos darnos el lujo de experimentar con distintos caminos.

La mejor forma de considerar este tema es cambiar cómo nos vemos profesionalmente ante una organización. Si antes pensábamos que teníamos una profesión (contador, ingeniero, administrador, etc.), ahora tenemos que vernos como una persona que cumple una función dentro de una industria.

Cumplimos funciones, ya no tenemos profesiones.

¿A qué me refiero? Antes, si eras un contador, podías hacer más o menos el mismo trabajo durante 40 años. Ahora, gracias a la inevitable transformación digital de todas las industrias, un contador puede cambiar sus actividades y objetivos cada 5 años.

Air Liquide, uno de nuestros clientes más grandes en Francia, tiene la política de cambiar a su personal de posición y departamento cada 3 o 5 años para desarrollar a su equipo en diversas áreas y habilidades. Las mismas empresas están eliminando el típico rol de la persona que hace una sola función toda su vida.

Quizás si eres de mi edad (30 y tantos) también te toco que tu maestra de matemáticas te dijera: “Apréndete de memoria la fórmula. No vas a tener una calculadora en la mano toda la vida”.

20 años después, tenemos no sólo una calculadora, sino acceso a toda la información imaginable en una pantalla táctil y con asistentes virtuales que lo hacen aún más fácil.

Ya no es necesario aprender de memoria cómo hacer cálculos o datos que ahora tenemos a la mano.

Estamos en una era en la que robots empiezan a resolver algunas tareas legales mejor y mas rápido que sus contrapartes humanas. Los trabajos cambian. Rápido.

Para estar mejor preparados debemos de comenzar a pensar cuál es la función que cumplimos ahora, y la que haremos en 3-5 años y en qué industria.

A esta dupla le llamamos “función de industria” y es la clave para decidir cuál será tu siguiente paso en tu crecimiento y carrera profesional.

¿Cómo funcionan las funciones de industria?

Una función de industria surge al identificar una actividad especifica de un departamento dentro de una organización de cierta industria.

Por ejemplo:

  • Industria: energía
  • Departamento: recursos humanos
  • Funciones: reclutamiento, desarrollo, administración, etc.

En este caso, existen varias funciones que podemos realizar para el área de recursos humanos en empresas de energía. Tener claras estas funciones es el primer paso para decidir tu próximo movimiento profesional.

Uno de los errores más comunes que hemos visto entre las personas a quienes ayudamos en Collective Academy es que pueden tener clara la industria o el área en la que quieren estar. Pero casi nadie piensa en las funciones. Y cuando hacen un movimiento profesional, caen en cuenta que el trabajo en cuestión no es lo que esperaban.

Personalmente, he cometido ese error media docena de veces

¿Pero entonces cómo sé cuáles son mis opciones?

La forma más fácil de enlistar las funciones de industria ideales para ti es por eliminación. No te preocupes, no es a través de fuerza bruta (no tienes que probar todas hasta encontrar una buena).

La forma en que sea realiza es:

  1. Hacer una lista de las industrias que te resultan más atractivas
  2. Hacer otra lista de las funciones que deseas realizar
  3. Encontrar las combinaciones posibles
  4. Descartar las que no resultan deseables

Hagamos un ejemplo semificticio. Digo semificticio porque lo haremos con dos industrias que me llaman la atención desde hace años pero no me he dado el tiempo de incursionar: diseño de productos de hogar (como Muji) y medios digitales (como Vox Media).

Para cada industria (o empresa a crear) hay muchos departamentos y aun más funciones a realizar. Sé que puedo realizar muchas tareas, pero no sólo porque tenga el conocimiento, o incluso porque sea bueno, significa que deba de llevarlas a cabo.

La pregunta correcta no es: “¿En qué función soy bueno?“ No importa si no soy bueno. Si es el caso, simplemente estudiaré y practicaré hasta ser de los mejores. La prioridad es que sepa qué quiero hacer.

Industrias en las que me interesa incursionar:

  • Diseño de productos de hogar
  • Medios digitales

Funciones que podría y me gustaría ejercer:

  • Diseño de UX
  • Diseño de UI
  • Desarrollo de producto
  • Desarrollo comercial
  • Atención al cliente
  • Dirección general
  • Dirección de tecnología
  • Dirección editorial/colecciones
  • Contratación de diseñadores/columnistas
  • Dirección de diseño
  • Inventario de propiedades/tiendas
  • Distribución de producto/contenido
  • Marketing digital
  • Arquitectura de información
  • Estrategia de contenido/colecciones
  • etc. etc. etc.

Con estas listas puedo crear todas las combinaciones de funciones de industria ideales para mí. ¿Recuerdas tu lista de valores personales? Es momento de sacar la lista y cotejar todas las combinaciones posibles con la lista de tus prioridades y valores.

Personalizando las funciones de industria

No sigas adelante con un camino que te alejará de vivir tus valores o de lo que más te importa en la vida. Si aún no has definido tu camino, aquí hay varias herramientas que te ayudarán: valores personales, propósito de vida, autoconocimiento y carrera profesional

Siguiendo con mi ejemplo personal, las más atractivas son, por ahora:

  • Diseño de UX para una empresa de medios digitales
  • Diseño de UX para una empresa de productos del hogar
  • Estrategia de contenido para una empresa de medios digitales
  • Arquitectura de información para una empresa de medios digitales
  • Estrategia de colecciones para una empresa de productos del hogar

Validando mis funciones de industria

El siguiente paso es informarnos sobre la realidad de esas industrias. Esto nos dirá mucho sobre cómo es el día a día. No queremos darnos cuenta de que trabajar en esa industria es completamente distinto a nuestro sueño dorado, cuando sea demasiado tarde.

Para entender mejor la realidad de las empresas en la industria y las funciones podemos hacer tres cosas:

  1. Investigarlas en linea
  2. Hablar con personas de la industria
  3. Probar trabajando en la empresa/industria.

1. Investigar en línea

Si existe alguna empresa líder en el ramo, imagínate que es tu ex y stalkéala por todo el internet (vamos, ambos sabemos que a estas alturas sabes hacerlo). La mayoría de las empresas que te interesan seguramente tienen una o varias propiedades digitales: su página oficial, publicaciones en Linkedin, Facebook, blogs, etc.

Dedícate un poco de tiempo a identificar cómo hablan en línea de sí mismos: cómo hablan a otras personas, qué adjetivos usan para identificarse, cómo hablan y de qué hablan cuando se trata de sus empleados, etc.

Uno de mis hacks favoritos es analizar las publicaciones que hacen las empresas con sus vacantes más importantes. Esto dice mucho sobre la estrategia y dirección de cada empresa. Por ejemplo, para entender los siguientes pasos y retos de Vox Media, basta con ir a su página de empleos y analizar las funciones que solicitan de su gente. ¡Esto es oro!

2. Habla con personas en la industria

La segunda mejor forma de saber cómo es realizar una función de industria es hablando con personas que están cumpliendo esa función.

Por ejemplo:

Desde hace años paso tiempo en las escuelas de diseño (CEDIM e Ibero) platicando con diseñadores, arquitectos, etc. Esteban Cruz, uno de mis mejores amigos, ha empezado a experimentar con Parian.mx, trabaja con muchos equipos de diseño y ha producido varios experimentos diseñando y comercializando productos.

Es como un MVP del Muji mexicano. Cuando estoy en México, suelo darme escapadas a Puebla para ayudar en lo que pueda y estar en primera fila en la acción.

Si no tienes tanta confianza en la persona con quien platicarás, puedes usar la siguiente guía de conversación:

  • ¿Qué es lo que hace que la cultura de tu empresa sea mejor que las demás?
  • En tu función actual, ¿qué tipo de retos son los que más disfrutas resolver?
  • ¿Cuáles te gustaría delegar o outsourcear por completo ?
  • ¿Cuáles son las características de las personas con mejor desempeño en tu empresa y en tu departamento?
  • Sabiendo todo lo que sabes ahora de tu función y tu empresa, ¿volverías a tomar el trabajo que tienes? ¿Por qué?

Básicamente, queremos conocer el lado humano y personal de esa función de empresa. Esto nos dará una buena idea de si lo que se espera es algo que tú deseas cumplir. Ojo, no se trata únicamente de que puedas ejercer esa función. Se trata de que te acerque a tu estilo de vida personal y profesional ideal.

3. Prueba un trabajo dentro de la industria

En Media Digital, he escrito con varios editores, columnistas y fundadores de empresas de medios. Suelo invitarles una cena o un café para que me platiquen cómo ha sido el camino. Claro que la cena o el café no basta para recompensar su tiempo. Por eso, intento generar la misma cantidad de valor al compartir el conocimiento y la experiencia que tengo.

También suelo escribir para diversos empresas de medios digitales como Forbes, Entrepeneur.com, Pro Magazine y varios periódicos como Dinero, Expansión, etc. Esto me permite ser parte de un equipo externo de la empresa, que tiene acceso al proceso editorial de primera mano.

Cada uno de estos experimentos en realidad no me lleva mucho tiempo. Me permite “trabajar en el mundo real” de la industria y al mismo tiempo representa una incursion de bajo riesgo tanto para mí como para alguien que quizás seria mi empleador (si es que no quisiera crear una empresa en la misma industria).

Otra forma de probar es ofreciendo un servicio por tu cuenta. Por ejemplo, para aprender de arquitectura de información y contenido digital, estudié durante 3 meses los principios. Cuando me sentí con la experiencia suficiente, lo implementé en nuestras empresas y a los 6 meses empezamos a ofrecer el servicio de digital authority y growth hacking para otras empresas.

Resulta que es una de las actividades más rentables que tengo. Pero también aprendí que el desarrollo comercial de esa oferta no me encanta.

No sólo aprendí mucho con mínimo riesgo, sino que comprendí qué funciones quiero realizar dentro de esta empresa y para cuáles funciones tendremos que contratar gente que las lleve a cabo cuando sea momento de crear la empresa.

¿Cuáles son tus funciones de industria?

Ahora te toca a ti.

Haz una lista de las industrias que te interesan y que te gustaría realizar, y compáralas con tus valores personales

Cuando tengas dos o tres funciones que sean prioridad, empieza a aprender al respecto.

Investiga las empresas en línea.

Busca qué dicen ellos mismos y otros medios respecto a las empresas, sus retos, y sus empleados. Básicamente, queremos entender la cultura organizacional de la empresa.

Habla con personas

Habla con personas que ejerzan esa función. Haz una lista de las personas más reconocidas en las funciones que deseas llevar a cabo, y escribe para platicar 30 minutos con ellos (escribir una carta a mano también es buena forma de captar su atención).

Experimenta

Encuentra formas de ejercer la función de forma externa de bajo riesgo, haciendo probing o como voluntario. Aunque esto suene como si estuvieras trabajando gratis, en realidad, el conocimiento y la experiencia valen mucho más que lo que te puedan llegar a pagar.

Es mejor invertir 24 horas de trabajo gratis que estar atorado en un trabajo que resultó no ser lo que estabas esperando y dañar tu carrera profesional por realizar un cambio tan brusco dos veces.

Haz una lista de funciones y experimentos concretos con fechas de inicio y fin claves. Cuando la tengas, recuerda separar tiempo en tu agenda durante el cual te comprometerás a trabajar en esto.

Si tienes alguna pregunta, escríbenos en los comentarios y con gusto te ayudaremos a definir y planear tu siguiente movimiento de carrera profesional.